Somos un Colectivo que produce programas en español en CFRU 93.3 FM, radio de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprometidos con la difusión de nuestras culturas, la situación social y política de nuestros pueblos y la defensa de los Derechos Humanos.

lunes, 23 de abril de 2018

Duele que el gobierno de Nicaragua (socializante) sea represor y asesino como los de México


Pedro Echeverría V.

1. Igualito a México: “El objetivo del gobierno de Nicaragua es evitar la quiebra del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) pero descargando tal crisis sobre el conjunto de sectores trabajadores y pensionados -quiebra que es producto de los manejos de la burguesía sandinista, entre ellos la privatización parcial del INSS-. Ésta reforma hace parte de una serie de recortes de beneficios y aumentos en las cuotas que viene haciendo el gobierno desde 2013 en detrimento del pueblo trabajador. El gobierno de Daniel Ortega reprime las protestas que piden mejoras en la seguridad social, sean estudiantes, jubilados o feministas que se han opuesto a las medidas regresivas del gobierno en materia de seguridad social”.

2. En México existen tres servicios de salud que proporciona el Estado mediante cuotas de sus derechohabientes: desde 1944 el IMSS, desde 1960 el ISSSTE y desde los 50 los servicios de Salud, de control más directo del Estado. Se atiende al 60 por ciento de la población que hoy serían unos 80 millones de los 125 millones de habitantes con que cuenta el país. Pero esto de “atender” es entre comillas porque hay extrema falta de fichas o citas, medicinas, médicos, enfermeras y camas. El gobierno se ha declarado incapaz por falta de presupuesto y de interés por la gente. ¡Qué maravilloso que en Nicaragua se proteste! En México existe una funesta atención- pero no pasa nada: una minoría privilegiada acude a la medicina privada.

3. Nicaragua es un pequeño país de Centroamérica, colindante con Honduras, El Salvador y Costa Rica; cuenta con apenas 6 millones de habitantes, mientras los estados mexicanos: De México, CDMX, Veracruz y Jalisco poseen 15, 10, 9 y 8 millones, respectivamente. Pero los países de Centroamérica son otra historia. ¿Puede olvidarse que cuando México tuvo un gobierno imperial en los años 1822-23 (el de Iturbide) agrupó a los países de Centroamérica? ¿Puede olvidarse que a fines de la década de los setenta el pueblo de Nicaragua hizo una gran revolución con pretensiones socialistas y mucha solidaridad de luchadores sociales de muchos países? ¿Qué pasó?

4. La revolución nicaragüense, encabezada por el Frente Sandinista recibió mucho apoyo porque era la lucha contra la dictadura feroz, prolongada, de Anastasio y Luis Somoza y su familia que alternaban gobernado desde 1937, en1956, en 1967 y 1974. El pueblo al fin logró derrocar al somocismo en 1979 pero el imperio yanqui tenía el control de todos los movimientos. Sabía del significado profundo del movimiento sandinista y de los personajes izquierdistas que lo dirigían. Daniel Ortega empieza a aparecer desde la junta de gobierno de 1979-85 con discursos de izquierda; pero allí estaba la familia Chamorro con enorme fuerza económica y periodística.

5. El pueblo de Nicaragua, junto al pueblo de Haití, son entonces los países más miserables de la región. Tradicionalmente no pueden dar un paso sin la autorización del gobierno de los EEUU. ¿Qué harías tú, qué haría yo, gobernando un país miserable de ese tamaño educado ideológicamente por dictaduras pro-EEUU y acostumbrado a esperar siempre del Norte? Creo conocer la historia de 58 años de Cuba absolutamente bloqueada por el mundo por órdenes de los EEUU; no conozco territorialmente Centroamérica, aunque sí por lecturas y la prensa; pero sí hago paralelismo entre países, leo historias y pienso. Sigo preguntando: ¿Qué pasa en Nicaragua que buscaba afanosamente el socialismo?

6. Según la “Red Internacional, Izquierda Diario.es”, explica que según la reforma, presentada por recomendación del FMI, los y las trabajadoras de ese país, que aportaban un 6,25% de su salario, ahora aportarán un 7%; mientras que el sector jubilado, que se podían pensionar con un 80% de su salario base, no podrá aspirar más que al 70%, además se le impondrá un aporte del 5% de su pensión para el seguro de salud, por lo cual se le ha dado el nombre de “la cotización perpetua” a tal medida, pues la pagarán hasta que fallecen. En México vivimos una situación similar o peor, pero las batallas y organizaciones de aquí están muy controladas.

7. El gobierno de Nicaragua, como sucede en México y en todos los países capitalistas, busca descargar la crisis sobre el pueblo trabajador. El pueblo exige que sean los capitalistas y los empresarios los que paguen la crisis; son ellos, junto con el Estado los que deben pagar los seguros de salud y las pensiones sin que les sea deducible de los impuestos sobre la renta u otra vía de subsidio a la patronal, no la clase trabajadora. El grito en Nicaragua y en México: ¡Por un seguro de salud digno y una pensión que cubra las necesidades fundamentales de nuestro pueblo! ¡Por una clase trabajadora con acceso digno a la salud! ¡Basta de represión al pueblo trabajador, a la juventud, estudiantes y pensionados! (22/IV/18)


alterar26

Vanguardia

American Curios




David Brooks


Las mujeres son la vanguardia de la resistencia y rebelión en la era de Trump. Maestras, estudiantes, actrices, jornaleras, atletas, sindicalistas, entre otras, fueron las primeras en repudiar de manera masiva al nuevo régimen, y son las que podrían traducir la resistencia en cambio y con ello rescatar a este país.


Un presidente abiertamente misógino acusado de hostigamiento y abuso sexual por unas 20 mujeres, y que ha sido grabado hablando de su derecho, por ser famoso, a tocar los genitales de cualquier mujer, rodeado de otros que son cómplices en todo esto (incluidas varias mujeres), que promueve políticas formuladas por derechistas religiosos, ha detonado una respuesta masiva de mujeres en todos los ámbitos públicos. Vale recordar que la primera respuesta masiva a Trump fue la Marcha de las Mujeres al día siguiente de rendir protesta como presidente, cuando millones marcharon en Washington y otras ciudades y pueblos del país.

Dentro del ámbito formal del juego poítico, el número de mujeres que se han registrado o que han indicado que pronto serán candidatas electorales a nivel federal, estatal y municipal nunca ha sido mayor en la historia del país. Para los puestos federales hay por ahora 472 mujeres contendiendo para la Cámara de Representantes, y unas 57 para el Senado, casi el doble de las que se inscribieron para la pugna electoral de ambas cámaras en 2012. El número de mujeres que buscan una gubernatura también es sin precedente: 78. La abrumadora mayoría de las candidatas son demócratas, lo cual indica que la ascensión de Trump tiene mucho que ver con sus decisiones; muchas de ellas confirman eso, incluso varias dicen que esa fue la razón por la cual decidieron participar. Entre ellas, según expertos, también hay mayor diversidad de raza y con muchas más inmigrantes.

Hoy día, menos de 20 por ciento de curules en el Congreso están ocupadas por una mujer (del total de 535, sólo hay 22 en el Senado y 83 en la cámara baja), y todos esperan que eso cambiara en noviembre. Según EMILY’S List, organización demócrata de promoción de mujeres en el mundo político, unas 34 mil mujeres interesadas en concursar en elecciones a todos los niveles se comunicaron con la organización desde el día en que fue electo Trump. Stephanie Schrlock, directora de la organización liberal, declaró en una entrevista reciente que estas son mujeres que desean cambiar el panorama político para siempre, y que ella considera que esto es parte de la necesidad de salvar nuestra democracia.

El movimiento magisterial que está sacudiendo las regiones pobres y más republicanas del país está compuesto en su gran mayoría de mujeres; 77 por ciento de la fuerza laboral de educación son mujeres a nivel nacional. Las huelgas y movilizaciones que han sorprendido –y asustado– a las cúpulas en estados como West Virginia, Kentucky, Oklahoma y ahora Arizona por su militancia no sólo exigen alzas salariales y mejores beneficios para los maestros, muchos de los cuales han tenido que trabajar en empleos secundarios para sobrevivir, sino por una mayor inversión en la educación pública. Estudiantes, sobre todo niñas, han declarado que sus maestras son sus héroes, lo cual se ha manifestado en un creciente apoyo comunitario y, a la vez, una creciente alarma entre la cúpula política casi completamente masculina.

Hablando de estudiantes, Emma Gonzalez, de 18 años, sobreviviente del tiroteo masivo en la preparatoria en Parkland, Florida, y entre las líderes del nuevo movimiento estudiantil contra las armas los políticos que tanto las aman, fue seleccionada junto con cuatro de sus colegas por la revista Time la semana pasada como una de las 100 figuras más influyentes del año. Su discurso en la primera manifestación después de los hechos mortíferos se volvió viral, y su nueva cuenta de Twitter, @emma4change, ya tenía más seguidores a dos semanas de iniciarla que la de la @NRA, la Asociación Nacional del Rifle, una de las organizaciones más poderosas de este país.

Al mismo tiempo, el movimiento de hartazgo ante el hostigamiento, abuso y violencia sexual por hombres poderosos en todos los ámbitos –en la política (empezando con el ocupante de la Casa Blanca), en Hollywood (todo empezó con revelaciones obtenidas por periodistas sobre el famoso productor de cine Harvey Weinstein), en el mundo de la moda, el de los museos, en danza, en universidades y más– continúa sacudiendo a fondo a las principales instituciones e industrias del país, y sigue evolucionando en un movimiento bautizado con los hashtags #MeToo y #TimesUp.

Y una mujer ha generado cada vez mayor preocupación para el ocupante de la Casa Blanca: Stormy Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, es la estrella de pornografía cuya lucha para anular un acuerdo para guardar silencio sobre su relación sexual con Trump ayudó a ampliar la investigación sobre posibles maniobras ilícitas del abogado personal del presidente. Daniels, por rehusar callar, ha sido blanco de ataques y amenazas por fanáticos trumpistas, pero ella ha respondido con gran franqueza, recientemente comentó: no siento vergüenza, no me pueden bulear. Daniels informó que si gana su demanda contra Trump y su abogado, a nombre de ellos donará los 130 mil dólares que le pagaron por su silencio a Planned Parenthood, la organización de servicios de salud para mujeres sin recursos. Algunos indican que es posible que el último capítulo de esta presidencia será titulado: actriz porno rescata la República.

Hay voces desde hace más de 150 años que regresan como ecos contemporáneos para responder a argumentos igual de añejos. La ex esclava y líder afroestadunidense Sojourner Truth, en un discurso en Ohio en 1851 sobre la igualdad, comentó: Entonces un pequeño hombre vestido de negro allá atrás, él dice que las mujeres no pueden tener los mismos derechos que los hombres, ¡porque Cristo no fue mujer! ¿De dónde llegó tu Cristo, pero de dónde llegó tu Cristo? ¡De Dios y una mujer! El hombre no tuvo nada que ver con Él.

La vanguardia es sustantivo femenino.

Entre profecías y déjà vu nacional

Elecciones presidenciales en México


El candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no será presidente de México. No hacen falta muchos argumentos para pronosticar este resultado [1] [2]. Ya venimos verificando esta crónica de una muerte anunciada, sólo vamos a reconstruir los acontecimientos que la vehiculizarán, como en la célebre novela de García Márquez.
¿Las razones? MORENA no representa el contrapeso de una fuerza social empatada con otra fuerza social. Es decir, la fuerza social que domina el destino del país es la del proyecto neoliberal dependiente y anclado al ciclo mundial de capital [3], de momento no hay otra fuerza capaz de oponer un proyecto alternativo, así sea uno moderado (como la fantasía de un capitalismo con rostro humano).
¿Qué significa esta capacidad? Significa que el proyecto alternativo tenga una base social movilizada por intereses directos de las clases trabajadoras y/o populares, que bajo paros, huelgas, tomas, candidaturas independientes, luchas jurídicas, etc., logren poner en jaque los ejes de la acumulación neoliberal, tales como contener las privatizaciones, lograr mejoras salariales mediante luchas sindicales, luchas por derechos sociales y más batallas articuladas en torno a una alternativa hegemónica, opositora al régimen político y económico.
Sin articular las diversas luchas que recorren la geografía del país, el horizonte de MORENA es llegar al gobierno por medio de los votos, para que desde las alturas se impulsen medidas que logren un nuevo pacto social (pacto de clase) que conduzca a una reconciliación nacional y se moderen los agresivos ejes en la acumulación actual de capital sin proponerse recomponerlos. Las medidas consisten en lograr cierto acuerdo entre los polos sociales para repartir algunas migajas a los de abajo sin derrocar a los de arriba, al respecto MORENA nunca se ha propuesto una revolución anticapitalista, ni siquiera un reformismo [4]. Con este horizonte ingenuo y optimista, que supone hacer más incluyente al neoliberalismo mexicano mediante una papeleta electoral, no sorprende su contraparte: figuras políticas oportunistas y realistas que se han incorporado al MORENA, carentes de principios de partido, equilibristas, chapulines y maromeros sin escrúpulos cuya única intención es enriquecerse a cualquier precio [5].
Pero si MORENA no representa ninguna alternativa anticapitalista ni declaradamente antineoliberal ¿en qué radica que la oligarquía en el poder deteste a AMLO? Son diversos factores, el clasismo y el racismo es unos de sus ingredientes: no tragan a los plebeyos, a la prole, a la chusma, a los morenos, a los mulatos, a los campesinos y mucho menos a los indígenas; pero sobre todo, no están dispuestos a hacer ninguna concesión económica hacia los trabajadores, por mínima que sea, y MORENA busca pequeñas concesiones, pequeños pellizcos al botín de la renta petrolera, a los impuestos, a los salarios de la alta burocracia.
Ante esta situación ¿será que AMLO cree que el 1% de la población [6] se va a sentar civilizadamente a renegociar la dinámica de “desarrollo” nacional, con la cual han amasado sus grandes fortunas a costa de excluir y superexplotar a más del 60% de la población y dejar en la ruina a más del 90% de la micro, pequeña y mediana empresa (que representan la mayoría de empresas en el país)?
A pesar de esa fantasía, debido a la profunda desigualdad social y la catastrófica situación del país, la única “salida” que ve la mayoría de los votantes (que apenas ronda el 40% del total del padrón electoral) es elegir “al menos peor” de “ya saben quién”, pues del otro lado tenemos a los candidatos del Partido de la Revolución Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) o incluso del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que la población identifica como los responsables de la situación desastrosa del país. Fue así que prácticamente desde que AMLO anunció que participaría en la contienda de 2018, ya se colocaba por encima de cualquier posible candidato [7].
Desde entonces, la preferencia electoral ha aumentado estrepitosamente a favor de AMLO [8]. Si no se altera esa tendencia, con ya pocos meses para concluir las campañas, la cuestión no es si ganaría, sino que no le van a reconocer el triunfo electoral.
Sin embargo, el bloque en el poder (constituido por los fuertes poderes económicos y sus representantes en el aparato de Estado) aún no consolida la justificación oficial para imponer a su candidato, José Antonio Meade, y a menos que tenga un as bajo la manga, aún está lejos de construir una campaña que lo apuntale en la preferencia electoral y medianamente socave al candidato morenista. Aunado a este problema, los ríspidos conflictos con el candidato del PAN, Ricardo Anaya, constituyen otro obstáculo para la representación de los intereses del bloque en el poder en el aparato de Estado.
El conflicto entre PRI y PAN abre nuevos escenarios posibles, si uno de los dos no declina por el otro (por las buenas o por las malas, recordemos que el peñismo ha presionado para sacar a Anaya mediante un proceso judicial) es prácticamente imposible que se acerquen a AMLO. Si el bloque en el poder no consolida su representación unificada se requeriría un fraude electoral de dimensiones monumentales, aún mayores que los de 1988 y 2006 ¿será que se llegue a esos extremos? Esto muestra que los caminos de la legitimación oficial todavía son una moneda al aire. Mas no así los mecanismos extraoficiales, ahí las cartas ya están echadas: compra de votos, amenazas, represión, campaña contra AMLO por todos los medios posibles, trampas, imposiciones, fraudes, sobornos, gastos que exceden lo permitido, grupos de choque, etc.
Por lo que las preguntas que ya todos se vienen haciendo es si se podrá evitar un posible fraude o cómo contener la escalada de ataques contra MORENA. Un breve vistazo a la oleada progresista latinoamericana dará pistas de cómo se pudieron conformar los llamados gobiernos de izquierda, esquivando golpes, fraudes y ataques.
El fenómeno del lulismo en Brasil, por ejemplo, fue producto de las luchas sociales articuladas por el sindicalismo de clase, lo que propicio que un talentoso realpolitiker como Lula [9] llegara a la presidencia y desde esa posición contuviera la radicalización amenazante de las clases populares y a su vez beneficiara como nunca antes al bloque económicamente dominante [10]. El proceso boliviano es otra muestra de cómo las luchas sociales, que se aglutinaron en torno a la lucha por el agua, luego por el gas, hidrocarburos y demás demandas que comenzaron a emerger (democracia, asamblea constituyente, reconocimiento de los pueblos indígenas, etc.), se articularon en el indigenismo y la figura de Evo Morales [11]. El proceso Venezolano se ha sostenido porque es mantenido por una fuerza social que rebasa la figura de Maduro, si no han podido deponerlo a pesar de todos los ataques, sanciones internacionales, intentonas de golpes militares, manipulación mediática desproporcionada, es porque hay un soporte social que lo impide (“cuando el bolivariano sale al balcón del Palacio de Miraflores tiene un millón de seguidores dispuestos a pelear por su gobierno y cuando Dilma abría el balcón del Palacio del Planalto en la plaza sólo estaba el jardinero haciendo su trabajo”[12]).
En estos procesos se lograron ciertos “empates” entre los proyectos de las clases sociales, lo cual dificultó realizar fraudes o golpes electorales así como permitió que los grupos beneficiados por el neoliberalismo se sentaran a “renegociar” y a hacer ciertas concesiones de la única manera posible: por la fuerza.
Pero en nuestro país no existe dicho empate, el proyecto neoliberal aún es una locomotora a la cual no le hemos construido una fuerza social capaz de jalar el freno de mano. Aquí, a la crónica sólo le falta definir quién será el “bueno”: el candidato oficial del capital financiero y de los grupos exportadores neoliberales (Meade), o si el candidato del PAN, Ricardo Anaya, logrará quitarle ese puesto.
¿Y qué pasará después de la imposición? Básicamente no más de lo que ya ha ocurrido, si se opta por recurrir al fraude no sería la primera vez, ni la primera que hay reclamos. En ausencia de una fuerza hegemónica capaz de articular las diversas luchas, las movilizaciones no van a lograr revertir la imposición de un candidato neoliberal. ¿Dudan de este pronóstico? Con más organización y movilización de la que tiene (o tendrá) MORENA, se dio el golpe de Estado contra Dilma en Brasil y quedo Temer con una aprobación que no rebasa ni el 10%; con mucho más resistencia ya metieron a Lula a la cárcel; con mucho más de lo que ha conseguido MORENA, a Rafael Correa ya le bloquearon el camino para que no pueda volver competir en las siguientes elecciones de Ecuador [13]. El poder político y económico de los neoliberales es muy fuerte, el Estado latinoamericano no ha dudado en echar mano de sus rasgos autoritarios para eliminar cualquier obstáculo a la violenta acumulación de capital [14], así quede con una débil o nula legitimidad y se active el Estado de excepción, en nuestro caso, respaldado con la reciente aprobación de la Ley de Seguridad Interior [15].
Esto quiere decir que ni vigilando obsesivamente el proceso electoral el resultado se va a revertir, porque este no depende de una papeleta.
Sobre los cuentos de que al abstenernos de votar o de que al no votar por el “menos peor” le hacemos el juego a la derecha (como a los neozapatistas se les vienen acusando casi desde que surgieron) o de que una candidatura independiente como la de Marichuy legitimaría los procesos de dominación, son sólo eso: cuentos. Lo que aquí está en juego es la articulación de las luchas del trabajo contra la fuerza hegemónica del bloque en el poder.
Notas
[1] Almeyra, Guillermo, “2018: los escenarios posibles”, disponible en http://www.jornada.unam.mx/2017/12/03/opinion/020a1pol
[3] Ríos Vera, José Luis, México frente al globalismo neoliberal: Superexplotación, Despojo y Barbarie, 4 entregas, disponibles en: https://www.lahaine.org/?s=José+Luis+Ríos+Vera&sentence=a_sentence&disp=search
[5] Hernández Navarro, Luis, “El tal Barbosa y raza que lo acompaña”, disponible en http://www.jornada.unam.mx/2017/04/04/opinion/018a1pol
[9] Lula da Silva, Luis Ignacio, Discurso del 7 de abril de 2018 antes de ir preso, disponible en https://www.infobae.com/america/america-latina/2018/04/07/el-discurso-completo-de-lula-da-silva-antes-de-ir-preso/
[10] Antunes, Ricardo, “Sindicalismo de clase contra sindicalismo negociador de Estado”, disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=122385
[11] García Linera, Álvaro, Las tensiones creativas de la revolución, disponible en http://rebelion.org/docs/134332.pdf
[12] Boron, Atilio, “La Revolución Rusa: Logros, derrotas, fracasos. Algunas lecciones para América Latina”, disponible en http://www.atilioboron.com.ar/2017/11/revolucion-rusa-texto-completo.html
[13] Martínez, Néstor, "Los errores de la izquierda son no organizar ni politizar al pueblo", Entrevista a Frei Betto, disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=211109
[14] Marini, Ruy Mauro, “El Estado de contrainsurgencia”, disponible en http://www.marini-escritos.unam.mx/055_estado_contrainsurgencia.html
[15] Ríos Vera, J. L., Montero Iván, Zepeda, Jesús, “La espiral de la crisis y el Estado de excepción en México” disponible en https://cdamcheguevara.files.wordpress.com/2017/01/la-espiral-de-la-crisis-y-el-estado-de-excepcic3b3n-en-mc3a9xico.pdf 

Cuba y Miguel Díaz-Canel: innovación revolucionaria



Heriberto M. Galindo Quiñones *

Al conocerse la conclusión del periodo gubernamental de 10 años del presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, y al elegir la Asamblea Nacional del Poder Popular de aquel país hermano al primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel, de 57 años, como nuevo presidente de la República, del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba, se vislumbra para el futuro de la principal isla de las Antillas y del Caribe el arribo de una nueva generación en el liderazgo y el gobierno cubanos, y de una nueva era en todos los órdenes, de mayor innovación, creatividad, productividad, crecimiento, apertura, participación y prosperidad, lo que significará una nueva evolución en el proceso revolucionario iniciado tras el triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959, con el liderazgo del legendario comandante en jefe, Fidel Castro Ruz, cuyo lugar en la historia es indiscutible.

Durante los 10 años de gobierno del presidente Raúl Castro la situación de las familias cubanas mejoró notablemente gracias a medidas y decisiones que favorecieron la economía familiar, y es de esperar que esa evolución continúe y que alcance niveles superiores de desarrollo, como lo ansía y lo merece la población cubana, pero no solamente en las áreas económicas, sino también en lo que significa un bienestar integral, mismo que pasa por más oportunidades de acceso, bienestar y participación en todos los órdenes de la política, la cultura, la recreación, la vivienda, el deporte, la convivencia, el libre tránsito, la movilidad, el transporte y, sobre todo, una apertura integral en materia de inclusión y de participación política y social, a partir de sus propias características, con apego a sus leyes, pero con un espíritu de evolución, cambio, reformas y actualización, respetando los derechos humanos y políticos, la libertad de pensamiento y de expresión, lo mismo que la dignidad y la pluralidad.

Los avances y los logros de la Revolución Cubana son tangibles, lo mismo que las vicisitudes, los sufrimientos, los rezagos, los retos, los desafíos y también las necesidades de un país y un pueblo que han vivido en una zozobra permanente en su heroica lucha emancipadora y por el respeto a su soberanía, frente a factores externos desestabilizadores y opresores, como los ejercidos, injustamente, por parte del gobierno de Estados Unidos, en distintas épocas.
Sin embargo, fieles a la expresión de que no hay mal que dure cien años y tampoco existen ser humano o pueblo que los aguante o que soporte ese dolor y ese sufrimiento, es pertinente decir que no obstante que las políticas de Estados Unidos hacia Cuba fueron inamistosas e ineficaces en lo general, las derivadas del Partido Demócrata a lo largo de la historia, han sido relativamente más flexibles y menos insoportables que las del ultraderechista Partido Republicano, aunque prácticamente todas fracasaron. Sin embargo, las estrategias demócratas contribuyeron a la distensión política entre Cuba y Estados Unidos, cuya mejoría en la situación bilateral generó resultados positivos, ciertamente históricos que, con Obama, se enaltecieron con el plausible y visionario restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, y con una mayor flexibilidad en el flujo turístico, intercambio comercial, y para el flujo de las remesas enviadas por la comunidad cubana residente en Estados Unidos a sus familiares que viven en Cuba.
Durante el gobierno encabezado por Barack Obama se dio el mejor trato, aunque ya desde las administraciones presididas por Jimmy Carter y Bill Clinton se observaron manifestaciones de buena voluntad para llegar a buenos acuerdos, de parte del imperio hacia la heroica isla y su pueblo.
Los gobiernos de Ronald Reagan y de los Bush, padre e hijo, no fueron cordiales con Cuba y se caracterizaron por sus amenazas y por sus señalamientos descalificadores, los que recordaban al terrible macartismo de tan triste memoria.
Curiosamente el nefasto e infame bloqueo económico que tanto daño le ha ocasionado a las y a los cubanos durante 46 años, y que fue impuesto por la administración del presidente de origen demócrata John F. Kennedy, fue considerada una estrategia aparentemente blanda o menos dura, y supuestamente menos dañina para Cuba, impulsada por la corriente harvardiana de los hermanos John y Robert Kennedy, y de Robert S. McNamara, el otrora poderoso secretario de Defensa, quienes prefirieron optar por el bloqueo, ante la propuesta militar invasora que proponía el Pentágono. En aquel entonces el presidente Kennedy desechó la opción bélico-militar recomendada por los llamados halcones, que sugerían invadir y bombardear a Cuba en 1962, durante la afamada crisis de los misiles. La administración optó por el bloqueo comercial, económico y financiero, luego del criticado fracaso de la invasión en Bahía de Cochinos, patrocinada por Washington utilizando a jóvenes cubanos que residían en territorio estadunidense. Se impuso el triunfo cubano con la defensa de Playa Girón.
A partir de hoy, con Díaz-Canel al frente de Cuba, los tiempos cubanos son de renovación y de evolución; y es deseable que le vaya muy bien a Cuba, país hermano y entrañable, digno de un mejor y promisorio futuro.
*Ex embajador de México en Cuba

Migrantes y seguridad social, reto para reducir la desigualdad en AL

Sin políticas inclusivas vamos a fracasar, advierte la OIT


Incluir a los migrantes en los esquemas de seguridad social es uno de los retos más importantes para reducir la desigualdad en el continente americano, aseguró el director de la Oficina para el Cono Sur de América Latina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Fabio Bertranou.


Éste, junto a la equidad de género, son temas críticos que deberán estar en las agendas de los institutos de seguridad social en los próximos años, apuntó durante las conclusiones de la quinta asamblea general extraordinaria de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).

El tema de inclusión de los trabajadores migrantes desde el punto de vista social y económico es la manifestación más importante de nuestro desafío para reducir la desigualdad en la región, comentó.
Consideró que de no lograrse políticas inclusivas en materia de migraciones vamos a fracasar en cualquier intento de reducir la desigualdad social en la región.

El directivo de la OIT agregó que este es un tema que tiene distintas dimensiones en los diferentes países, pero hay patrones comunes y adecuaciones institucionales que se deben hacer, y uno de los caminos son los acuerdos bilaterales y multilaterales para reconocer derechos.

Subrayó que el esfuerzo debe darse tanto de los países receptores de migrantes como de los emisores, por lo que debe haber un trabajo de coordinación internacional; además, se debe hacer un trabajo dentro de las instituciones públicas y de seguridad social.

Por otro lado, destacó la importancia de incorporar el tema de equidad de género en la seguridad social. Hay un acuerdo de que hay que sensibilizar las políticas y transversalizar los temas de género en todos los ámbitos, pero particularmente los temas de inclusión de la mujer en el mercado de trabajo y las adecuaciones que requerimos en los esquemas de seguridad social para que sea efectiva esa inclusión, puntualizó.
Notimex
Periódico La Jornada
Sábado 21 de abril de 2018, p. 17
Cancún.

Las fronteras, entre muros y travesías


El colonialismo es un crimen contra la humanidad

Entrevista al independentista puertorriqueño Oscar López Rivera
Evrensel

Traducción para Rebelión de Felipe Lagos-Rojas


El revolucionario puertorriqueño Oscar López Rivera, quien logró su libertad después de 35 anos en prisiones estadounidenses, conversó con Evrensel Daily.
Bajo las leyes de los Estados Unidos, Puerto Rico es definido como un 'territorio no incorporado de los Estados Unidos'. La isla del Caribe se declaró en bancarrota en mayo de 2017 debido a la deuda pública. Luego, en septiembre de 2017 sufrió la enorme devastación causada por el huracán María. Oscar López Rivera, líder popular por la independencia de Puerto Rico, alcanzó su libertad durante la presidencia de Obama, justo antes que asumiera Trump. Fue encarcelado en 1981 por cargos de 'conspiración contra la autoridad de los Estados Unidos', y sentenciado a las prisiones Marion (Illinois) y ADX Florence (Colorado) en los Estados Unidos: 35 años de su vida, con más de 12 transcurridos en confinamiento aislado. Rivera, un exmiembro del FALN (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional) es conocido como 'el Nelson Mandela de las Américas'.
Oscar López Rivera dice que los Estados Unidos violan las leyes internacionales y cometen colonialismo. Hablamos con el Sr. Rivera sobre el aniversario número 20 del Movimiento por la Justicia Jericó, que es una plataforma para prisioneros políticos estadounidenses.
Lo privatizaron todo
¿Cuáles son las consecuencias económicas y sociales de que Puerto Rico sea un país dependiente, bajo colonización de EEUU?
Bueno, la economía de puerto Rico es terrible. Ha sido terrible desde el momento en que los Estados Unidos invadieron y ocuparon Puerto Rico en 1898. Nosotros nunca hemos sido capaces de desarrollar nuestro propio mercado interno. Hemos sido totalmente, totalmente explotados. Cada centavo, cada dólar que se hace en Puerto Rico entra en algún banco de EEUU. Anualmente, billones de dólares salen de Puerto Rico. Y al mismo tiempo está este proceso total de privatizar todo lo que es propiedad del pueblo de Puerto Rico, quieren privatizar todo lo que es público. Nosotros perdimos nuestra compañía telefónica, la Compañía Telefónica de Puerto Rico, en 1998. Fue privatizada. El edificio donde había gente las 24 horas es hoy un edificio vacío. Es la concha de un edificio. Tenemos a todos aquellos trabajadores que fueron obligados a dejar Puerto Rico y venir a los Estados Unidos, el único lugar en que pueden encontrar trabajo. La misma cosa sucedió con el aeropuerto. Lo mismo sucedió con las carreteras. Lo mismo sucedió con los hospitales. Podemos decir hoy que el sistema de salud de Puerto Rico es una vergüenza total. No existe. Porque después del huracán los Puertorriqueños se dieron cuenta de cuán mala, cuán mala era la situación hospitalaria en Puerto Rico. Es la vida de los puertorriqueños la que es amenazada, pues las condiciones de salud son terribles. Así que rápidamente se sigue que la situación del pueblo puertorriqueño hoy es de colonia de los Estados Unidos. Ahora, quiero dejar claro este punto: el colonialismo es un crimen contra la humanidad. Desde 1898, los Estados Unidos han venido cometiendo ese crimen contra los puertorriqueños. Y necesitamos que Puerto Rico sea una nación independiente y soberana. Es por eso que queremos que Puerto Rico sea descolonizado.
EEUU reprimió todo movimiento por la libertad
¿Por qué Puerto Rico aún no ha logrado su independencia? ¿Cuáles son los factores detrás de esto?
Porque EEUU ha sido capaz de reprimir todo movimiento. Yo soy una de las personas que pasó 35 años en la cárcel. Porque luché por la independencia de Puerto Rico. Pero históricamente, desde 1898, los puertorriqueños han sido enviados a prisión por querer que Puerto Rico sea una nación independiente y soberana. Así, por 120 años hemos sido perseguidos, hemos sido criminalizados y hemos sido enviados a la cárcel por querer que Puerto Rico sea una nación independiente y soberana.
Sr. Rivera, la semana pasada usted visitó municipios en Puerto Rico. ¿Qué vio? ¿Cómo podría caracterizar la situación reciente, posterior al huracán, en Puerto Rico?
La situación en Puerto Rico es probablemente la peor situación que yo he sentido, probablemente, en los últimos 70 anos. Porque el único momento en que tuvimos dicha experiencia fue cuando Estados Unidos estaba en la [Gran] Depresión [posterior a la Crisis de 1929], y Puerto Rico sufrió esa depresión seis veces más de lo que los estadounidenses sufrieron en este país. Y hoy, durante los últimos 20 años, hemos sido enfrentados a la misma situación económica: explotación, explotación, privatización. Y desde el huracán, no hemos sido capaces de poner a Puerto Rico en una situación que podamos decir que es vivible. Hay pueblos en Puerto Rico con un 72% de su población sin electricidad, gente sin agua, gente que no tiene casa ninguna. Esas son las condiciones que enfrenta Puerto Rico ahora mismo.
Las escuelas públicas fueron cerradas
¿Cómo ha sido afectada la lucha por la independencia por eventos como la crisis económica, en la cual el país fue declarado en bancarrota, o el referéndum, en el que fue articulada una demanda por ser un estado de EEUU?
Primero que todo, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley durante la administración de Obama: que ellos poseen lo que se denomina Equipo de Control Fiscal [ Fiscal Control Board ]. Siete personas, ninguna de ellas electa por el pueblo de Puerto Rico ni escogida por el pueblo de Puerto Rico, sino que escogidas por Washington. Esas siete personas determinan lo que va a suceder en Puerto Rico. El año pasado, 157 escuelas públicas fueron cerradas en Puerto Rico. La amenaza es ahora ya, porque ellos quieren cerrar hasta 300 escuelas más. Están hablando de despedir alrededor de 7000 profesores. Si aquello se convierte en ley, probablemente perderemos 7000 profesores o más. Probablemente ahora mismo entre 7000 y 10000 profesores están siendo amenazados. Esos son profesores que necesitamos para tener un sistema educacional en Puerto Rico. Y ese no es un problema que les concierna a ellos. Lo que ellos quieren hacer es obtener una deuda, una deuda descarada y criminal de 74 mil millones de dólares, la cual el gobierno de los Estados Unidos ha sido cómplice en producir y crear. Hemos estado solicitando una auditoría para que nosotros, el pueblo de Puerto Rico, conozcamos exactamente cómo fue gastado el dinero. Se nos ha negado toda oportunidad, y cada vez que hemos ido a la justicia, cada vez que lo hemos solicitado, nos han dicho que no va a haber una auditoría a la deuda. Ahora, ¿quiénes son los que tienen el dinero? ¿A quiénes fueron los 74 mil millones de dólares? No lo sabemos. Nos gustaría saber.
EEUU quiere de vuelta su dominación en Sudamérica
¿Hay alguna red de solidaridad en el Caribe entre fuerzas locales anti-imperialistas, anti-colonialistas y anti-capitalistas?
Pienso que en el Caribe tenemos a Cuba como modelo. En Sudamérica, tenemos a Venezuela como modelo. En Centroamérica, tenemos a Nicaragua como modelo. En Sudamérica, tenemos a Bolivia como modelo. Esos son países que están funcionando. Y son países que, no importa cuánto los Estados Unidos estén tratando de restablecer sus economías y ocupar sus gobiernos, han sido capaces de sobrevivir. Y así, pienso que tenemos un montón de ejemplos en que países han sido capaces de unirse, de gobernarse a sí mismos, de tener cada vez menos interferencia de los Estados Unidos. Pero los Estados Unidos no paran de interferir. La gente en estos países, sea Bolivia, Ecuador, Venezuela, Cuba, son quienes han impedido que los Estados Unidos sean capaces de controlar sus países. Ellos quieren controlarlos. Quieren de vuelta a las oligarquías, quieren de vuelta la dominación en esos países de Sudamérica que tienen más condiciones, pero los que están luchando por sus propios países sí quieren un sistema diferente, que represente los intereses de la gente, no los intereses de unos pocos privilegiados. Estos países se están moviendo de verdad. Y yo espero que se sigan moviendo, y que más y más países se transformen en un sistema, o sistemas políticos y económicos que respondan a los intereses de la gente, sea en Argentina, sea en Brasil, sea en Uruguay, sea en Chile, sea en Colombia. Cualquier país que está en Sudamérica, en Centroamérica, en el Caribe, cada país tiene todo su poder, todo su gobierno, y el gobierno representa el interés del pueblo, no como en el caso de Puerto Rico donde el gobierno de los Estados Unidos representa los intereses de los Estados Unidos, no los intereses del pueblo puertorriqueño.
Puerto Rico puede derrotar el colonialismo
Un año atrás logró su libertad. Y usted fue un luchador por la libertad y sigue siendo un luchador por la libertad. ¿Cuáles son sus planes o sugerencias para la independencia de Puerto Rico?
Bueno, nuestra meta ahora es la de descolonizar Puerto Rico. Y estamos diciendo algo bien simple, es un mensaje muy simple. Si amamos Puerto Rico, si amamos nuestra cultura, si amamos nuestra identidad, si amamos nuestro modo de vida, entonces nos corresponde luchar por Puerto Rico y descolonizar Puerto Rico. Una nación puertorriqueña es viable. Una nación puertorriqueña puede ser creada y ser una nación muy fuerte. Tenemos que trabajar con todo para hacer lo que tenemos que hacer. Tenemos recursos humanos. Tenemos recursos naturales. Tenemos también el potencial para transformar Puerto Rico en la nación que puede ser. Creo que somos capaces de hacerlo. Definitivamente lucharemos hasta nuestro último aliento para hacer de Puerto Rico la nación que puede ser. Tenemos que luchar, tenemos que combatir. Y basados en el amor, vamos a descolonizar Puerto Rico.
Los Estados Unidos han sido capaces de escabullirse de lo que le están haciendo a Puerto Rico. Porque el resto del mundo a veces ignora a los Estados Unidos, o a veces pasa a ser un aliado de los Estados Unidos. Así, en este momento particular, debiera quedar en manos de la Asamblea General [de la ONU] el tomar posición y detener la colonización de Puerto Rico, forzando al gobierno de los Estados Unidos a respetar las leyes internacionales. Porque las leyes internacionales dicen que el colonialismo es un crimen contra la humanidad. Y el mundo completo debiera respaldar a Puerto Rico en este problema de la colonización.

15 años de la invasión de Irak: La amnesia y la distorsión encubren el historial de crímenes de guerra de EE.UU.

Entrevista con el periodista Mehdi Hasan y la activista Medea Benjamin
Democracy Now!

La Guerra de Irak no fue un error geoestratégico; fue un crimen. Fue una violación del derecho internacional, y durante los últimos 15 años se ha continuado perpetrando crímenes de guerra, tortura generalizada, abusos contra los derechos humanos y masacres como las ocurridas en Haditha, Mahmudiyah y Balad", dice Mehdi Hasan.


Se han cumplido quince años de la invasión que EE.UU. lanzó sobre Irak, con la falsa excusa de que el entonces presidente Saddam Hussein escondía armas de destrucción masiva. El ataque se produjo a pesar de las protestas a nivel mundial y la falta de autorización del Consejo de Seguridad de la ONU . Esta guerra ininterrumpida ha devastado Irak y desestabilizó la región.
Para saber más de este tema, hablamos con Mehdi Hasan de la cadena Al Jazeera y Medea Benjamin de CodePink.

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.
NERMEEN SHAIKH : Quiero preguntarles a los dos, Medea y Mehdi, sobre el 15° aniversario de la invasión estadounidense a Irak. The New York Times publicó a principios de esta semana, con motivo de ese aniversario, un artículo del poeta y escritor iraquí Sinan Antoon titulado: “Hace quince años, América destruyó mi país”. Antoon escribió: “En Estados Unidos a menudo se habla de la invasión a Irak como un 'error' o incluso un 'error colosal'. Fue un crimen. Quienes lo perpetraron todavía están prófugos. […] Los comentaristas y 'expertos' que nos vendieron la guerra continúan trabajando. Nunca pensé que Irak podría ser peor de lo que era durante el mandato de Saddam, pero eso es lo que la guerra de Estados Unidos logró y dejó como legado a los iraquíes”. Eso fue lo que dijo Sinan Antoon, un escritor y poeta iraquí que vive aquí en la ciudad de Nueva York. Antoon es autor de varios libros sobre Irak. Mehdi Hasan, ¿podría comentar sobre lo que dijo y sobre la situación en la que se encuentra ahora Irak, lo que sabemos de la situación en Irak?
MEHDI HASAN : Déjenme tomar esas dos afirmaciones en un orden inverso. Creo que, claramente, la vida de los iraquíes, en general, no ha mejorado desde 2003, especialmente en términos económicos. Y es un desastre en términos de derechos humanos. Creo que muchos iraquíes disputarían esta caracterización que indica que su situación es peor ahora que con Saddam. Creo que las personas que fueron gaseadas o encarceladas durante el mandato de Saddam obviamente no estarían de acuerdo con esto. Pero el hecho de que incluso tengamos que discutir si fue mejor o peor sugiere cuan desastrosa fue [la invasión a] Irak. No era fácil que la ocupación estadounidense y su supuesta “libertad para los iraquíes” lograra superar el historial negativo de Saddam.
En cuanto a la descripción de lo que fue la guerra, creo que él está en lo cierto. Es algo que he estado diciendo durante años. Me molesta cuando la gente dice: “La Guerra de Irak fue un error geoestratégico. Fue un error colosal. Fue un fracaso”. No, la Guerra de Irak fue un crimen. Fue una violación del derecho internacional, y durante los últimos 15 años se han cometido crímenes de guerra, tortura generalizada, abusos contra los derechos humanos y masacres como las ocurridas en Haditha, Mahmudiyah y Balad.
Hace poco entrevisté al general retirado Mark Kimmitt, que era portavoz de la coalición militar estadounidense en Irak, y él básicamente negó que haya habido masacres. Dijo: “No, no, no creo que los soldados estadounidenses mataran a alguien intencionalmente”, pese a que soldados estadounidenses han ido a prisión por matar iraquíes intencionalmente. Entonces, este es el tipo de amnesia y distorsión, y giro discursivo que existe al recordar lo ocurrido en Irak. Esta idea de que los estadounidenses entraron a Irak, y de que eso fue un error, es la idea con mayor consenso ahora. Pero fue más que un error: fue un crimen. Y el gran escándalo, Nermeen, es que nadie ha tenido que responder por lo ocurrido. George Bush está pintando obras y bailando con Ellen DeGeneres en su programa. Muchas de estas personas han sido rehabilitadas en la era de Trump. Muchas personas que eran consideradas “horribles” debido a la Guerra de Irak, ahora les damos el visto bueno porque critican a Trump. Es lo que ocurre con muchos de los expertos que están en los medios. Bill Kristol se sienta ahora sonriente en la CNN , a pesar de que ayudó a allanar el camino a la guerra. Donald Trump quiere traer de nuevo como asesor de seguridad nacional a John Bolton, un hombre que probablemente hizo más que nadie en la Gobierno de Bush para impulsar la invasión de Irak. Entonces, nadie ha rendido cuentas por lo que esencialmente fue un crimen de guerra.
AMY GOODMAN : Medea Benjamin, ¿podría rápidamente darnos su opinión antes de que pasemos a hablar sobre Israel y Palestina y sobre Ahed Tamimi?
MEDEA BENJAMIN : Creo que hay un sector que se enriqueció con la Guerra en Irak y que se está enriqueciendo ahora con la guerra en Yemen: la industria de las armas y los contratistas en operaciones de defensa. Y creo que debemos reconocer que la guerra es rentable para un pequeño sector de este país. Los trabajos que se están creando tienen que ser transformados en otro tipo de empleos enfocados en desarrollar energía limpia y verde y en el nuevo tipo de economía que necesitamos. Por eso hemos creado esta campaña llamada Divest from the War Machine (Desinvertir en la máquina de guerra, en español). Hay 70 organizaciones diferentes involucradas. Pueden visitar DivestFromWarMachine.org para ver cómo involucrarse con nosotros para salir de este negocio que se enriquece con la muerte, y convertir nuestra economía en algo que defienda la vida”.
AMY GOODMAN : Antes de concluir el show, hablemos de lo que sucedió en Israel. Un tribunal militar llegó a un acuerdo de culpabilidad el miércoles con Ahed Tamimi, la chica palestina de 17 años que se convirtió en una heroína para los palestinos después de que un video que se volvió viral la mostrara abofeteando a un soldado cerca de la casa de su familia en el los territorios ocupados de Cisjordania. Ahed Tamimi abofeteó al soldado tras enterarse de que su primo de 15 años, Mohammed Tamimi, había recibido un disparo en la cabeza desde una distancia corta por parte de un soldado israelí que usó una bala de acero recubierta de goma. Ahed Tamimi enfrentó 12 cargos, incluyendo agresión a un soldado e incitación a la violencia. Según los términos del acuerdo de culpabilidad, ella será sentenciada a ocho meses de cárcel y debe pagar algo así como 1.400 dólares. ¿Puede comentar al respecto de este suceso? Cuando ella estaba en la corte, gritó: “No hay justicia bajo la ocupación”. ¿Qué opina, Medea?
MEDEA BENJAMIN : Ciertamente, no hay justicia bajo la ocupación. Ella estaba en un tribunal militar. Y los tribunales militares tiene una tasa de condenas del 99 por ciento. Entonces, ella sabía que iba a ser sentenciada a años de prisión a menos que hiciera este acuerdo de culpabilidad. Lo consideramos una victoria, porque ella enfrentaba una posible condena a 10 años de prisión, y ahora saldrá en cinco meses porque ya estuvo encarcelada tres. Estamos tratando de conseguirle una visa para que pueda venir a hablar a Estados Unidos. Será muy emocionante porque ella ahora es una heroína para millones de personas en todo el mundo. Tenemos que dar a conocer su voz. Necesitamos ayuda para obtener su visa y que pueda venir a hablar a Estados Unidos. Eso podría ayudar a cambiar la visión de las personas en este país sobre nuestras políticas con respecto a Israel y Palestina y eso podría ayudar a la lucha por los derechos de los palestinos.
AMY GOODMAN : Tenemos que dejarlo aquí. Gracias a Medea Benjamin, cofundadora de CodePink y autora del artículo “Don’t Believe the Media Hype About Saudi Prince Mohammed bin Salman” (No crean en la publicidad de los medios sobre el príncipe saudí Mohammed bin) publicado en el sitio Common Dreams. Y muchas gracias a Mehdi Hasan, galardonado periodista británico y locutor de Al Jazeera English, presentador del programa de entrevistas de Al Jazeera UpFront, y columnista de The Intercept. Hasan tiene su propio podcast.

Traducido por Pamela Subizar. Editado por Igor Moreno Unanua y Democracy Now! en Español.
Fuente: http://www.democracynow.org/es/2018/3/22/15_years_after_invasion_of_iraq

domingo, 22 de abril de 2018

 Trump entre una nueva guerra fría y la guerra híbrida contra Rusia y China

Bajo la lupa




Alfredo Jalife-Rahme


Los presidentes de EU y Rusia coinciden en que las relaciones entre ambas naciones se encuentran en los niveles más bajos desde la guerra fríaFoto Ap


T

rump y el zar Vlady Putin están de acuerdo en que las relaciones de EU y Rusia se encuentran a los niveles más bajos desde la guerra fría, y que ahora han incluido a China con la guerra comercial trumpiana global.

En EU usan un concepto cinematográfico de política doméstica con implicación militar externa que ubica las peripecias sicalípticas de sus presidentes, como Clinton y Trump, que libran castigos militares debido a sus atribulaciones paroxísticas: “ Wag the Dog (la cola mueve al perro)”.

Cuando Clinton sufrió los embates judiciales por el pestilente escándalo del vestido azul de su becaria especial Mónica Lewinsky ,decidió bombardear Irak durante cuatro días, sin importar el número de muertos por daño colateral.

Ahora Trump bombardeó a Siria con sus misiles coreográficos(https://goo.gl/W4t2YJ) cuando han arreciado sus aquelarres pornográficos con tintes judiciales.

El bombardeo estéril a Siria por Trump profundizó la tendencia de la fractura bipolar regional entre dos bloques: EU/Gran Bretaña(GB)/Francia vs Rusia/China, como expuse en Sputnik (https://goo.gl/gxcNXB).

Por su modus operandi en Siria, los misiles coreográficos de Trump y sus aliados de GB y Francia, dejaron entrever que las dos máximas súperpotencias nucleares del planeta, EU/Rusia, no deseaban colisionar, como se desprende de una filtración del New York Times sobre la postura menos agresiva del secretario del Pentágono, James Mattis (https://goo.gl/gJQYv6), frente al maximalismo de los megahalcones John Bolton, flamante consejero de Seguridad Nacional, y de la amazona embajadora en la ONU, Nikki Haley, quien hizo el ridículo con sus sanciones a Rusia, desmentidas por la Casa Blanca.

En forma perversa, para complacer a su gran aliado el primer ministro israelí, Bibi Netanyahu, Trump usa de punching bag a Siria, casi destruido: hace un año y en forma soez. Trump la bombardeó durante el postre que ingería con el mandarín chino Xi Jinping en Florida, quizá para amedrentarlo sobre la capacidad tecnológica nuclear de EU con el fin de que ceda a sus exigencias comerciales.

El zar Vlady Putin exhibió una prudencia desmedida al no responder a la agresión tripartita de EU/Francia/GB cuando una semana más tarde resalta una impactante declaración del canciller ruso Sergei Lavrov quien comentó que Putin y Trump no permitirían una confrontación armada entre Rusia y EU: sobre los riesgos de una confrontación militar, estoy 100 por ciento seguro (¡mega-súper-sic!) que los militares de EU y Rusia no lo permitirán(https://goo.gl/5z7GzM).

Constituye una óptima noticia que los militares de EU y Rusia –que no sus pugnaces civiles que en su vida han disparado una pistola siquiera de agua– convengan a 100 por ciento que no colisionarán en forma directa, lo cual llevaría ineluctablemente a una Tercera Guerra Mundial Nuclear que podría extinguir la vida en el planeta.

Si Trump visita al mandatario de Norcorea Kim Jong-un, no veo la razón por la cual Putin no acepte la invitación de Trump para visitar Washington.

¿Cuál es, entonces, el tipo de nuevos juegos de guerra que practican las dos máximas súperpotencias nucleares del planeta?

El portal chino Global Timesexpone el punto de vista de Dmitri Trenin, director del Carnegie Moscow Center, quien sentencia que la guerra híbrida de EU llegó para sustituir a la guerra fría(https://goo.gl/W6F1j2), lo cual es muy debatible, pero sugerente del zeitgeist (espíritu del tiempo) de la relación de EU y Rusia (https://goo.gl/pNA6TD).

Para Dmitri Trenin la nueva guerra híbrida –que incluye la guerra de propaganda y la ciberguerra– es diferente de la guerra fría cuando los bombardeos a Siria por EU no son comparables con la crisis de los misiles en Cuba de 1962 entre EU y la URSS” que hacía altamente probable (¡mega-sic!) una guerra nuclear entre los dos.

Dmitri Trenin alega que durante la guerra fría, EU protegió a sus aliados de amenazas domésticas y externas. En la guerra híbrida, el tiempo llegó para que aquellos que fueron entonces protegidos paguen hoy la factura, que sería el caso de GB y Francia, pero no de Alemania que rehusó a seguir el aventurerismo trumpiano en Siria, como tampoco lo hizo con BabyBush en Irak.

Por cierto, en Alemania consideran que Trump, y no Putin, es la mayor amenaza a la paz mundial (https://goo.gl/eXQZdt).

Hoy Trump está determinado a usar la fuerza militar para disciplinar a sus desafiantes y reasegurar la primacía global de EU, sentencia Dmitri Trenin para quien Siria es un objetivo sencillo (sic) y su bombardeo está dirigido a que presten atención Irán y Norcorea.

A su juicio, EU está preparado a bombardear los objetivos de Irán desde instalaciones nucleares hasta bases de misiles dentro de Irán, así como los aliados iraníes en Siria y los grupos proiraníes en todo el Medio Oriente.Advierte que los iraníes ven claramente el peligro y se están preparando para un posible ataque de EU.

Este ominoso escenario es el soñado por el primer ministro Netanyahu, quien ya se adelantó con el bombardeo de una base iraní en Siria y que fue severamente condenada como grave error por el líder de la guerrilla libanesa chiíta Hassan Nasrala (https://goo.gl/KK5xwB).

Dmitri Trenin juzga que ni el Pentágono ni la Casa Blanca intentan provocar un intercambio nuclear con los rivales estratégicos de EU (léase: Rusia y China) ya que dada la única superioridad militar de EU sobre las otras súperpotencias, la guerra híbrida prevé la acción militar, pero no la escalada a niveles realmente peligrosos que deben ser evitados.

Se trata de quebrantar (¡mega-sic!) la voluntad de los liderazgos rivales o, en su defecto, colocar tan alto el costo de sus políticas para precipitar la disensión doméstica y llevar a una corrección política bajo un nuevo liderazgo más dispuesto a aceptar las reglas impuestas por EU.

Por lo visto, Dmitri Trenin, pese a que radica en Moscú, no se ha enterado del histórico anuncio del zar Vlady Putin sobre las nuevas armas nucleares supersónicas invencibles que le otorgan la superioridad militar a Rusia (https://goo.gl/YBzcQa).

Peor aún: el propagandista Dmitri Trenin, asalariado de la sucursal estadunidense de extrema derecha Carnegie y miembro del IISS de Londres (https://goo.gl/51UoM1), tampoco está actualizado de que el general John Hyten del Comando Estratégico de EU (STRATCOM) advirtió que había que tomar en serio las nuevas armas hipersónicas de Rusia (https://goo.gl/Cijxrs).

Dmitri Trenin admite que las acusaciones públicas de EU y sus aliados –el envenenamiento del caso Skripal y el alegato de las armas químicas– hoy sirven de veredicto, en el presente ambiente sicológico, aún antes de que se iniciaran las investigaciones y se llegara a conclusiones. ¡Sin comentarios!

Se desprende que el desfondado Rusiagate –operativo inmundo del espía británico Christopher Steele con facturación de los Clinton–, el mendaz caso Skripal y el presunto autoatentado con armas químicas por los yihadistas de Jaish al-Islam/Al-Qaeda/Al-Nusra sirven de coartada para prolongar el caduco viejo orden mundial unipolar de EU frente al nuevo orden multipolar que abogan Rusia y China.

http://alfredojalife.com

@AlfredoJalifeR_

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

Facebook en el capitalismo crepuscular



Alejandro Nadal

En junio de 1999 un estudiante universitario llamado Shawn Fanning puso en operación una plataforma para compartir música. La innovación permitía a los usuarios acceder a la música almacenada en sus computadoras en condiciones de reciprocidad. Fanning bautizó su plataforma como Napster, apodo que usaba para burlarse de los hackers.

Napster no era una red centralizada y permitía a los participantes tener acceso a una vasta discoteca a un costo marginal: en su apogeo llegó a contar con más de 70 millones de usuarios. Y luego, las cosas se pusieron feas.

Fanning fue demandado por las compañías disqueras y en 2001 perdió el juicio por promover la descarga ilegal de material protegido por las leyes de derechos de autor que amparaban a las disqueras. Así se impusieron los esquemas centralizados y de paga. Los nostálgicos de los años en que se pensaba que el capitalismo desaparecería porque las redes sociales hacían obsoletos los viejos esquemas de concentración de poder deben reconsiderar su análisis.
La comparecencia de Mark Zuckerberg ante el Congreso estadunidense hace unos días fue una farsa y un episodio más de la campaña de pido perdón del creador de Facebook. También mostró que la mayoría de los legisladores no sabía nada sobre el funcionamiento de la plataforma. Cada legislador tuvo cinco minutos para hacer preguntas, así que el interrogatorio fue superficial y sólo sirvió como operación de relaciones públicas del jefe de Facebook. También reveló que Zuckerberg no sabe nada de historia, economía ni ética.
No es la primera vez que un escándalo marca las operaciones de Facebook. En 2010, el Wall Street Journal descubrió que esa aplicación estaba vendiendo información privada sin el consentimiento de los usuarios a compañías rastreadoras de Internet y agencias de publicidad. Peor aún: en 2014, Facebook llevó a cabo experimentos sobre las cuentas de 689 mil usuarios (sin su conocimiento) y mostró que era posible hacerlos sentir más optimistas o pesimistas mediante la manipulación de las informaciones que supuestamente les enviaban sus amigos en un proceso denominado contagio emocional. El experimento mostró que la formación de opiniones podía condicionarse por el consumo dirigido de noticias y que esto podía tener graves repercusiones sobre preferencias electorales.
Hay sabemos que entre 2015 y 2016, Facebook vendió más de 100 mil dólares de espacio publicitario a “granjas de trolls” en Rusia y que 126 millones de cuentas de usuarios estadunidenses estuvieron expuestas a noticias enviadas por estos perfiles falsos de supuestos ciudadanos concernidos. No estoy implicando que la elección de Trump se decidió de este modo, eso nunca lo sabremos (las corruptelas y el entreguismo del Partido Demócrata fueron más importantes). Lo que quiero destacar es que hoy que se destapa la cloaca con los tratos con la empresa Cambridge Analytica se abren nuevas perspectivas sobre las relaciones entre la agregación de datos individuales y el modus operandi del capitalismo contemporáneo.
Las palabras big data denotan un acervo gigantesco de información personalizada que sólo un poderoso algoritmo puede procesar para elaborar un perfil preciso de cada usuario con fines comerciales. Lo importante es no sólo el uso comercial de estas bases de datos, sino el hecho de que colosos como Amazon, Google o Facebook pueden ahora incursionar en la manipulación política y hasta en funciones propias de un gobierno. El modelo de capitalismo financiero que hoy domina la economía mundial tolera y parece promover estas nuevas incursiones en el mundo del big data.
Y es que la acumulación y procesamiento de datos personales permite profundizar la apropiación de nuevos espacios de rentabilidad para un capitalismo que sufre una caída crónica en la tasa media de ganancia desde hace cuatro décadas. El neoliberalismo se ha basado en la supresión salarial y la destrucción del poder social y político de la clase trabajadora. Aun así no ha podido contrarrestar su crisis de rentabilidad ni evitar la concentración de la riqueza y tampoco ha podido evitar el semiestancamiento en el que se encuentra la economía mundial. En ese contexto, agregar y cosechar datos es una oportunidad que el capitalismo no quiere desperdiciar. Y para aprovecharla se ha llevado a un nuevo estándar la mercantilización de las relaciones sociales. El gigantismo y la concentración de poder se han intensificado para convertir la esfera de la vida privada en mercancía.
Por cierto, en México el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) anunció hace poco que se había firmado un convenio con Facebook para evitar que las noticias falsasdesorientaran a los votantes y afectaran el proceso de las próximas elecciones. El momento escogido para suscribir tal convenio no pudo ser más desafortunado. En medio del peor escándalo en la historia de Facebook, poco faltó para que el INE lo elevara a rango de autoridad electoral. ¿Quién decidirá lo que es noticia falsa? ¿El INE? El atraso e incompetencia de los funcionarios del instituto electoral son ejemplares.
Twitter: @anadaloficial

Frankestein contra el heredero de Stroessner

Elecciones presidenciales en Paraguay
Brecha


El oficialista hijo del secretario del dictador Stroessner, y el líder de una alianza de liberales y partidos de izquierda –que hasta hace poco se odiaban, pero ahora buscan encarnar el cambio– son los principales candidatos que disputan la presidencia guaraní este domingo. Ambos tienen un discurso marcadamente conservador. 

Su nombre es Mario Abdo Benítez, tal como se llamaba su padre, quien fue el secretario privado del dictador paraguayo Alfredo Stroessner y avaló sus atrocidades. Tiene 46 años, se hace llamar “Marito”, es el candidato presidencial del oficialista Partido Colorado o Asociación Nacional Republicana (Anr), que sostuvo a la tiranía paraguaya durante 35 años (1954-1979).
Mantiene un discurso moderno y de defensa de la democracia, aunque reivindica “las buenas obras” del viejo general –para los todavía muchos nostálgicos de aquella época– y resucita sus clásicos símbolos, como el uso del pañuelo colorado partidario en el cuello de los ministros, la intención de reactivar el servicio militar obligatorio y de rechazar tajantemente cualquier proyecto de ley que busque aprobar el aborto o el matrimonio igualitario. Varias encuestas lo señalan como el favorito a ganar las elecciones de este domingo.
Su principal contrincante es el abogado Efraín Alegre, de 55 años, del Partido Liberal Radical Auténtico (Plra), la mayor fuerza de oposición, quien fue ministro de Obras Públicas durante los primeros años del gobierno del ex obispo católico y líder de izquierda Fernando Lugo (2008-2012), aunque en 2011 el entonces mandatario lo destituyó para intentar frenar su solapada campaña hacia la presidencia.
Desde ese momento, Alegre pasó a ser un abierto opositor a Lugo y fue uno de los que votó en el juicio político o golpe parlamentario para desalojarlo del poder, en junio de 2012, tras la matanza de campesinos y policías por un conflicto de tierras en Curuguaty. En 2017 estuvieron nuevamente enfrentados, cuando insólitamente Lugo acompañó al actual presidente, Horacio Cartes, en su intento de violar la Constitución e imponer por la fuerza la posible reelección de ambos. En esa coyuntura, Alegre se había aliado a su actual contrincante Marito para impedir la reelección de Cartes y de Lugo, algo que finalmente lograron en marzo y abril de 2017, tras graves incidentes de represión policial contra manifestantes, que acabaron con la quema del edificio del Congreso y el asesinato por la Policía de un joven militante liberal.
Ahora, aunque a muchos les resulte difícil creer, Alegre y Lugo dejaron atrás sus peleas y de nuevo aparecen abrazados en las campañas del frente electoral Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar), que, además del conservador Partido Liberal y del izquierdista Frente Guasu, aglutina a otras organizaciones del centro y de la izquierda, como el Partido Revolucionario Febrerista (Prf), el Partido Democrático Progresista (Pdp), el Partido Encuentro Nacional (Pen), el frente Avancemos País (AP) y el Partido del Movimiento al Socialismo (P-Mas). Lugo es el principal sostén político de Alegre y lo acompaña activamente como primer candidato a senador por el Frente Guasu, tratando de trasmitirle la alta preferencia electoral que el ex obispo aún conserva.
La heterogénea formación, presentada oficialmente en febrero de 2018, ha sido bautizada por algunos analistas como “la oposición Frankestein”, recordando al célebre monstruo de la clásica novela de Mary Shelley, creado con retazos diferentes de otros entes humanos.
Dura pelea política
Desde la caída de la dictadura del general Alfredo Stroessner, en febrero de 1989, esta será la séptima vez que los paraguayos acuden a las urnas en elecciones generales para elegir presidente, vicepresidente, senadores, diputados, gobernadores, juntas departamentales y representantes al Parlasur. Las elecciones municipales se realizan en fechas distintas, con tres años de diferencia.
Para los comicios de este domingo están habilitados 4.241.507 electores y existen 15.597 candidatos inscriptos para ocupar los 782 cargos en pugna. Compiten 23 partidos políticos, 17 movimientos, 17 alianzas electorales y cuatro concertaciones. El 57 por ciento del electorado está compuesto por jóvenes.
En este diverso abanico, la mayor parte de la atención electoral está concentrada solamente en los dos principales candidatos a la presidencia, repitiendo una vez más el clásico juego del bipartidismo que ha tenido en jaque a la historia política paraguaya desde que sus dos mayores partidos, el Colorado (representado por el color rojo) y el Liberal (por el color azul), fueran creados en el mismo año, 1887 –luego de la Guerra de la Triple Alianza contra Brasil, Argentina y Uruguay (1864-1870)–. Han llegado al poder principalmente a través de conspiraciones y golpes de Estado, con muy pocas experiencias de elecciones democráticas, hasta la dictadura de Stroessner.
Con una síntesis de modernismo y caudillismo tradicional, Marito es considerado un líder emergente en el Partido Colorado, luego de haber logrado derrotar en las elecciones internas a la lista promovida por el multimillonario empresario y actual presidente, Horacio Cartes, quien apadrinaba al economista Santiago Peña como su eventual sucesor.
La inesperada caída de Cartes cortó el proyecto hegemónico de un sector empresarial ligado a los grandes negociados con las obras públicas y el contrabando de cigarrillos a Brasil, pero el actual presidente logró recuperarse del golpe, tejer una alianza con Marito y apostar sus fichas a ser elegido como primer senador del Partido Colorado, por más que la Constitución paraguaya prohíbe que los ex presidentes sean senadores activos y sólo les reserva la función de senadores vitalicios, con voz pero sin voto, y sin dieta parlamentaria.
Demostrando una vez más la gran influencia de sus millonarios recursos sobre el corrupto Poder Judicial paraguayo, Horacio Cartes logró que la Corte Suprema de Justicia emitiera una resolución especial el pasado 11 de abril, habilitando las candidaturas a senador de él mismo (Cartes), del ex presidente colorado Nicanor Duarte Frutos y del actual vicepresidente, Juan Afara, para que todos puedan ser electos con presunta legalidad, aunque la Constitución lo prohíba.
La mayor parte de los legisladores de la oposición, incluyendo al actual presidente del Congreso, Fernando Lugo, han prometido que tras las elecciones no los dejarán jurar en sus cargos (como ya ocurrió hace dos períodos con el ex presidente Duarte Frutos, quien fue electo senador, pero a quien nunca le dejaron asumir y ejercer), lo cual demuestra que la dura batalla política que había desencadenado el intento de reelección de Cartes y Lugo hace un año todavía no se ha acabado.
La analista política Estela Ruiz Díaz señaló (Última Hora, 15-IV-18) que “esta decisión (de la Corte Suprema de Justicia) alteró la última semana de la campaña. Cartes está testeando el clima electoral para decidir si renuncia en junio o cumple su mandato y asume la senaduría activa el 16 de agosto. El domingo se aclarará el panorama. Si la Anr (Partido Colorado) y sus satélites logran una mayoría cómoda en el Senado para permitir su juramento, irá hasta el final de su mandato, pero si se cumplen los vaticinios de las encuestas que anuncian pérdida de bancas del partido de gobierno, renunciará al cargo para jurar el 30 de junio con los otros 44 (senadores de la Cámara alta). Sin embargo, esto tampoco será fácil, ya que Fernando Lugo, presidente del Senado y ante quien deben jurar los electos, anunció que no tomará juramento a Cartes, Afara y Nicanor”.
Una vez más, el panorama de la política paraguaya no dependerá tanto de lo que dicen las leyes, sino de cómo se las interpreta según la conveniencia de los grupos dominantes, y cuál será la reacción que esto provoque en la ciudadanía, que en vísperas de los comicios permanece muy apática.
Cambios monocromos
“Es la campaña más triste que he visto. No hay ningún entusiasmo, parece que el 22 de abril no vamos a votar; vamos a ir al doctor, a una visita obligatoria a un análisis rectal y tenemos que hacerla. Nos va a molestar, pero lo tenemos que hacer”, comentó el analista político Marcello Lacchi en una columna del diario paraguayo Abc Color al retratar la poca pasión que han despertado las diversas candidaturas.
El columnista político e investigador de derechos humanos Alfredo Boccia coincidió con su colega (Última Hora, 7-IV-18): “Los dos candidatos principales no se caracterizan por ser magnéticamente carismáticos o por deslumbrar con una oratoria envolvente. Se han difuminado las polarizaciones. Hay tanta policromía entre los corruptos y mentecatos, tanta amnesia entre los desleales de ayer y los aliados de hoy, tanto desencanto entre aquellos que parecían confiables y defraudaron, que no sorprende la apatía ciudadana. Da la impresión de que el 22 de abril, el sillón (presidencial) de los López cambiará de inquilino, pero el poder no cambiará de dueño. La supremacía fáctica nacional –los grupos empresariales enriquecidos gracias a sus negocios con el Estado, la oligarquía ganadera y sojera, y los zares del tráfico fronterizo- está contenta”.
En la confrontación de los principales candidatos parece haber, de nuevo, simplemente dos colores: colorado versus azul, aunque en las filas de la oposición se intente mostrar una imagen de arco iris.
Más aun, Marito y Alegre han evitado ir a debates televisados que impliquen alguna confrontación de ideas o algo parecido que los arranque del libreto estrictamente preparado por sus asesores. El único gran debate mediático en el que aceptaron confrontar fue en el promovido el domingo 15 de abril por el grupo empresarial Desarrollo en Democracia, en donde no se admitieron posibilidades de interpelarse unos a otros, ni se pudieron profundizar temas candentes, como la reforma agraria, el narcotráfico, el crimen organizado, la discriminación hacia la comunidad Lgtbi, entre otras cuestiones. Se notaron las grandes carencias programáticas y la falta de capacidad para improvisar sin libreto, principalmente del candidato colorado.
Prohibido girar a la izquierda
Si hay algo que distingue a ambos contendientes es el discurso marcadamente de derecha en que acabaron coincidiendo, para ponerse a tono con la fuerte ola de conservadurismo que ha impregnado a una gran mayoría de la sociedad paraguaya, luego del derrocamiento del gobierno de Lugo, cuando se empezaron a borrar los pocos avances que se habían logrado, tras incorporar nuevos conceptos de educación sexual y actitudes contra la discriminación en los programas pedagógicos.
La ofensiva conservadora de los llamados grupos “provida”, capitaneados por sectores de la aún influyente Iglesia Católica, condiciona fuertemente a los actuales candidatos. Los grupos de presión habían obligado al gobierno de Cartes a borrar la palabra “género” de los textos del Ministerio de Educación y estuvieron a punto de hacer desaparecer al propio Ministerio de la Mujer por su afán de utilizar dicha palabra.
A pesar de provenir de una familia “disfuncional”, en que su padre tuvo varias uniones de hecho, y de que él mismo se divorció y volvió a casarse, el candidato colorado asumió desde un primer momento una fuerte defensa de la familia monógama y repitió incontables veces que vetará cualquier proyecto de ley a favor del aborto y del matrimonio igualitario.
Su adversario, Efraín Alegre, aunque siempre se manifestó en contra de la unión de personas del mismo sexo, intentó marcar una diferencia en diciembre último, cuando expresó en un posteo en su cuenta de Twitter: “Yo creo en el matrimonio entre el hombre y la mujer, como lo dice nuestra Constitución, pero eso no significa que desconozca una realidad, y me comprometo en crear una solución para encontrar una figura jurídica que proteja el patrimonio de las parejas”.
Eso fue suficiente para que los sectores conservadores lo catalogaran de “progay” y “proaborto” con tanta virulencia que el candidato Alegre, temeroso de perder los votos conservadores, se vio obligado a firmar una declaración pública en la que se comprometió –en el caso de ser electo presidente– a “respetar, proteger, defender y promocionar la vida, desde la concepción hasta la muerte; la familia, conformada por el hombre, la mujer y los hijos…”, marcando una ruptura con sus aliados de izquierda, celosos defensores del aborto y el matrimonio igualitario.
“No se sabe si (Alegre) recuperó la confianza de algunos votantes, lo claro es que se alejó de una postura histórica del Frente Guasu y de los votantes progresistas”, indicó Ruiz Díaz.
Con respecto a las promesas electorales del candidato colorado, la analista sostuvo que Abdo Benítez “no planteó novedades ni propuestas disruptivas, dando a entender que seguirá la senda marcada por Horacio Cartes y otros gobiernos colorados. En la campaña interna fue más abierto, con un fuerte mensaje sobre la institucionalidad y la lucha contra la corrupción, pero apenas ganó se metió en el caparazón partidario y su mensaje apunta solamente al electorado republicano”.
Diez candidatos y ninguna mujer
Aunque Marito y Alegre polarizan las opciones electorales, en realidad son diez los candidatos que disputan la presidencia de la República, sólo que los ocho restantes ni siquiera aparecen en las encuestas. En su mayoría provienen de movimientos y partidos no tradicionales, creados en los últimos meses tan sólo para sostener candidaturas principalmente personalistas, entre ellas las de un militar retirado, un viejo caudillo stronista que ahora fundó un partido verde, un músico cantautor popular, un economista veterano y hasta un odontólogo barrial. Lo llamativo es que todos son hombres y entre ellos no hay ninguna mujer, en un momento en que se discute en el Congreso paraguayo un proyecto de ley de paridad que establece que las listas electorales deban incluir mitad hombres y mitad mujeres.
La mayoría de los partidos que en su momento se disputaron la posibilidad de ser la tercera fuerza política en el país no han presentado candidaturas a la presidencia, aunque sí a los demás cargos electivos.
Algunos grupos de izquierda que no forman parte de la alianza Ganar, como la plataforma feminista Kuña Pyrenda, han decidido presentar sus propias candidaturas al Congreso. Su principal referente, la líder feminista Lilian Soto, ex ministra de la Función Pública, apunta a llegar por primera vez al Senado.
Otra fuerza de consideración, el partido Paraguay Pyahura, brazo político de la poderosa Federación Nacional Campesina, ha decidido una vez más no presentarse a elecciones, por considerar que en estos comicios no existen verdaderas opciones que favorezcan al sector popular, y llama a sus afiliados y simpatizantes a anular su voto.

Un país “demasiado igual”
Gane quien gane el domingo, el próximo gobierno seguirá siendo marcadamente conservador y sin muchas sorpresas, aunque una eventual victoria de Efraín Alegre le daría al devaluado proceso democrático paraguayo la necesaria alternancia que hasta ahora casi no se ha dado durante cerca de un siglo de historia.
Desde que el Partido Colorado llegó al gobierno en 1947, solamente en una oportunidad pudo ser desalojado del poder, en 2008, tras la victoria electoral del ex obispo Fernando Lugo, al frente de una alianza entre el Partido Liberal y los partidos de izquierda, pero no pudo llegar a concluir su mandato debido a que los liberales le retiraron su apoyo y se aliaron con los colorados para hacerle un juicio político, también considerado golpe parlamentario, en junio de 2012. El período tuvo que ser completado por el vicepresidente, el liberal Federico Franco, con un período de gran inestabilidad y con muchas denuncias de corrupción, posibilitando el retorno del Partido Colorado al gobierno, de la mano del magnate Horacio Cartes, en 2013.
En su análisis sobre el largo proceso de la transición tras el stronismo, que desemboca en estas elecciones, Alfredo Boccia sostuvo que a los controladores del poder “el sistema democrático paraguayo les resultó más funcional que la dictadura. Han logrado disciplinar a un electorado desquiciado por la desesperanza que, en masoquistas y resignadas filas, marchará a votar por aquellos que les han negado siempre la plena calidad humana. Los que siempre los han dejado sin hospitales, escuelas ni sueños. Vislumbro un país demasiado igual. Lo que paraguayamente significa demasiado desigual”.